Etiquetado: rsc

La transparencia no es sólo mostrar las cuentas anuales

La transparencia es una poderosa herramienta a nuestro favor. Si estamos orgullosos de nuestra entidad y de nuestro buen trabajo ¿por qué no contarlo? Si lo hacemos bien y lo contamos, más posibilidades de crecer ¿no?

Ahora bien ¿sobra con exhibir nuestra cuentas anuales? Algo que además, seguramente, se lea poca gente…

visibilityHasta la fecha ha sido lo habitual. Pero en esto yo creo que las empresas tienen mucho que aprender de las organizaciones sociales. En estas entidades es habitual editar una memoria anual que además de las cuentas económicas presenta los proyectos, los beneficiarios, el impacto de sus acciones, etc.

Una empresa no tiene algunas de estas variables pero si puede informar sobre proveedores y/o clientes, mejoras de producto o servicio que se han conseguido, equipo de trabajo, asistencia a eventos, formación, entidades financieras con las que se trabaja, si se realizan acciones sociales, procesos de calidad, etc.

Yo estoy convencida de que el futuro de las empresas pasa no sólo por ofrecer productos y servicios que el mercado necesite, de forma sostenible y responsable, si no que además tendrá que informar sobre otros impactos: empleo que genera, qué inversiones hace, etc.

Y no bastará, se está viendo, con tener departamentos de RSC que laven la imagen. Esto no basta porque con las redes cada vez es más fácil saber si la empresa se está lavando la cara o si está limpia por completo.

Recomiendo al respecto leer el post de Carmen Martí “Códigos éticos I ¿Proceso o resultado?.

Si aún no has podido poner en marcha mecanismos de transparencia, puedes empezar por lo que he comentado más arriba. Y al mismo tiempo ser consciente de cómo se realizan los procesos de trabajo en nuestra organización puede ser un buen inicio. El balance del bien común nos puede servir de herramienta para controlar esos procesos.

También puedes consultar estas herramientas de transparencia, que aunque dirigidas a ONG, se pueden extraer ideas para todo tipo de entidades

Y a la hora de comunicar seguro que mi compañera Carmen Rodriguez podrá darte muy buenos consejos…

Anuncios

El Balance del Bien Común: una herramienta de gestión y de transformación de la economía

Cuando empecé a oír hablar de la Economía del Bien Común enseguida me llamó la atención. Creo que si todas las personas mirásemos por el bien común tendríamos un mundo sin desigualdades sociales y sin contaminar.

Este modelo pasa del afán de lucro y la competitividad como ejes del actual sistema, a que sean el bienestar común y el servicio a la sociedad y la cooperación los ejes fundamentales del desarrollo económico.

ebcEl modelo no es sólo una teoría de buenas intenciones. Está articulado en una matriz del bien común con una serie de indicadores que miden 5 valores: dignidad, solidaridad, sostenibilidad ecológica, justicia social y participación democrática y transparencia; y 5 grupos de interés principales a los que aplicarlo: proveedores, financiadores, empleados y propietarios, clientes y ámbito social.

Hace poco asistí a un taller formativo sobre esta matriz para poder conocerla mejor. De la mano de Lina Morell y Ana Rosa Moreno fuimos conociendo los diferentes indicadores y cómo medirlos.

Para mi lo más interesante de este Balance es que me parece una herramienta de gestión muy útil para plantearnos preguntas sobre nuestra entidad, y sobre todo enfrentarnos a los retos de mejorar todos aquellos procesos que no estén aportando al bien común.

Con este balance podemos conocer mejor nuestros proveedores y qué nos venden, de dónde son y qué alternativas tenemos; cómo nos relacionamos con nuestros clientes, si nuestra entidad es honesta al ofrecer sus productos y/o servicios, si colaboramos con otras entidades del sector (en lugar de competir …), con qué entidades financieras trabajamos, etc.

bien comúnLo importante no es conseguir la mayor puntuación del Balance, si no ir desgranando toda esta información e ir tomando conciencia de que está en nuestras manos mejorar todos estos aspectos. Pero además, y muy importante, promover cambios en nuestro entorno. Conforme cambiemos aspectos y comuniquemos por qué lo hacemos, es posible que otras entidades empiecen también a cambiarlos. Y de esta manera transformamos la economía. Caminando colectivamente hacia una economía social y responsable que ponga el acento en las personas.

Si quieres realizar el balance de tu entidad te aconsejo busques el grupo de personas y entidades que está trabajando en tu territorio. Puedes descargarlo desde la web e intentar hacerlo individualmente, pero no te lo recomiendo. Es más gratificante trabajarlo en comunidad y apoyarse en otras entidades para obtener respuestas diferentes y nuevas preguntas. En Valencia hay un asociación, y es además la sede de la Asociación Estatal de la Economía del Bien Común. El email de contacto es: empresas@ebcvalencia.org

¿Te animas?

Foto de felipegil