Etiquetado: IE Business School

Claves para la innovación en el mundo 2.0, según Enrique Dans

Hace poco estuvo en Valencia Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School, asesor de las tan de moda start-ups, y uno de los blogueros y divulgadores más reconocidos en cuestiones de tecnología. Estuvo hablando de los elementos clave que forman parten de las estrategias de innovación de las empresas que están triunfando en la web social, que bien pensado pueden servir no solo a esas empresas, sino también a otro tipo de organizaciones y entidades, y, claro que sí, también a empresas que no son tecnológicas o que no tienen un negocio netamente digital.

Porque, y eso quedó claro desde el principio de su interesantísima charla, la tecnología está en todas partes, y la vinculada a lo que Dans llama la web social está aquí para quedarse. “Ya sabemos que la web no es la panacea de todo, pero tampoco es una burbuja ni una pérdida de tiempo”, explicó el profesor. Y como muestra compartió este estupendo y divertido vídeo: el IPad es una revista que no funciona. Atentos al dedo de la nena.

Entre los ingredientes que debe incorporar cualquier empresa o entidad que quiera ser innovadora, Dans habló de los siguientes:

  • Construir bazares y no catedrales: en un mundo tan hiperconectado como el actual, los sistemas y procesos abiertos son más eficientes que los desarrollos cerrados. Es lo que hace IBM: libera patentes estratégicas para que otros contribuyan a mejorar sus desarrollos y para que sus productos alcancen antes un nivel óptimo. La metáfora de los bazares y los catedrales viene del título de un ensayo en defensa del software de código abierto escrito por el hacker Eric S. Raymond en 1997.  En él se analizan dos modelos de producción de software: la catedral representa el modelo de desarrollo más hermético y vertical característico del software propietario y por otro lado el bazar, con su dinámica horizontal y “bulliciosa”, que caracterizó al desarrollo de Linux y otros proyectos de software libre que se potenciaron con el trabajo comunitario.
  • Estar en fase beta casi permanente: en estrecha relación con lo anterior, se trata de lanzar pronto y muy a menudo tus nuevos productos o servicios, porque de esta forma te beneficiarás del aprendizaje colectivo que favorece tanto la web social. Por eso estan cada vez más extendidas las licencias Creative Commons.
  • Analizar los datos, monitorizar la conversación: la web social es un focus group permanente, una increíble herramienta de marketing que te permite estar en contacto directo y constante con tu público y tus clientes. En Facebook, en Twitter, en blogs, en foros… la gente habla de tu empresa, de tu sector, de lo que gusta y lo que no gusta, de lo que necesitan, y esto es un motor para la innovación si sabes escuchar. Recuerda el punto número uno del manifiesto Cluetrain: “los mercados son conversaciones”.
  • Transparencia radical: dice Enrique Dans que en el nuevo mundo de la web social es imprescindible desnudar tu estrategia, explicar claramente lo que haces, y hablar con un lenguaje “normal” no el lenguaje burocrático o empresarial (por favor, y esto lo digo yo, no Dans, ¡¡¡no quiero volver a oir “poner en valor”!!!). Esta transparencia ayudará a generar una buena comunidad alrededor de tu entidad, lo mismo que en las relaciones personales en las que rige la sinceridad son más fuertes, sanas y duraderas. Y la gente percibirá tu marca en función de la comunidad que la rodea, dice Dans.

Son ideas que ayudan e inspiran, ¿verdad? Por eso, no puedo acabar esta entrada sin agradecer a CEEI Valencia, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y el resto de los socios del proyecto Knowing -que invitaron a Enrique Dans-, por ofrecer su conferencia en una jornada abierta.

Anuncios