Etiquetado: Facebook

Facebook: 10 trucos para conseguir que tus fans interactúen con tu marca

FacebookHace un tiempo que pusiste en marcha la página de tu empresa u organización en Facebook y has alcanzado un número razonable de fans, pero no consigues que interactúen, que hagan comentarios, que compartan la información que cuelgas. Seguro que ya has leído más de una vez que tan importante como el número de fans de tu página, o más, es esa interacción, porque solo así tus contenidos pueden viralizarse y solo así puedes intercambiar opiniones con tus seguidores que te permitan mejorar tu actividad y crear una verdadera comunidad. ¿Cómo lograrlo? Aquí tienes algunos trucos sencillos para motivar la participación y todo lo bueno que ésta puede traerte para tus objetivos de comunicación, marketing, captación, incidencia o los que persigas con tu página de Facebook:

1º. Procura escribir actualizaciones (posts) muy breves: dicen los estudios que los que tienen 80 caracteres o menos reciben un 27% más de interacciones. Así que ¡sé más breve que en Twitter!

2º. Empieza cada post con un titular breve del tipo “Nuevo artículo”, “Pregunta del día”, “Una buena propuesta”: te ayudará a atraer la atención entre tantas noticias como aparecen en el muro de tus seguidores.

3º. Haz llamamientos a la acción: invita a tus seguidores a que comenten o compartan al final del post, pídeles que visiten ahora tu página web, que firmen una petición, que se subscriban a tu blog para recibir una muestra de tu producto.

4º Utiliza el humor, no hables solo de tus productos o de tus campañas. Recuerda que Facebook es, para la mayoría de sus usuarios, un lugar para socializar y divertirse. Motívales con pequeños pasatiempos del tipo: escribe la palabra que falta en esta frase “hoy me siento______”.

5º. Fotos, fotos, fotos: es lo que más engagement genera, mucho más que los vídeos.

6º. Si puedes, ten a varias personas colgando actualizaciones en la página de Facebook, compartiendo su visión, sus sugerencias, sus gustos. La gente prefiere hablar con gente, y no con marcas. Podéis firmar los posts con vuestras iniciales.

7º. Sé constante y regular en cuanto a tus publicaciones en la página. Procura no hacer más de una actualización al día, pero hacerlo todos los días, incluidos sábados y domingos (en algunos sectores incluso es mucho más “rentable” publicar en fin de semana).

FBCaravan8º. Destaca las actualizaciones más interesantes. ¿Cómo? Una vez publicada en tu página si pasas el ratón por la esquina superior derecha de una actualización verás que te aparece la opción “Destacar”. Pincha en ella y el post pasará a ocupar todo el ancho de la página, como ves en la imagen de la izquierda. Imprescindible: cumplir con el “mandamiento” número 5 que acabas de leer (foto, foto, foto).

9º. Y fija las más importantes: Si la actualización publicada es realmente importante y no quieres que desaparezca del primer plano durante un tiempo, puedes fijarla, y será lo primero que vean tus fans al entrar en tu página. Por defecto, si lo haces estará fija en primer lugar durante siete días, aunque puedes hacer que deje de estarlo en cualquier momento, cuando quieras, o volver a ponerlo fijo transcurridos esos siete días. ¿Cómo hacer todo esto? Una vez más, pasando el ratón por la esquina superior derecha del post, verás un icono con un lápiz que dice “Editar o eliminar”. Si pinchas en él te aparecerá, como primera opción “Fijar en la parte superior”. Pincha y listo.

10º. Ten paciencia: como todo en esta vida, lleva tiempo construir una comunidad y tener éxito. Mucha gente abandona antes de que eso ocurra. Si aguantas, mides y evalúas constatemente qué cosas funcionan y qué no, si escuchas, obtendrás resultados.

Recuerda: los mercados son conversaciones, dice la tesis número 1 del Manifiesto Cluetrain.  No dejes que tu página de Facebook sigue funcionando al viejo estilo 1.0.

Si tienes dudas, preguntas o comentarios no dudes en planteármelas. Y también puedes compartir: a tí, ¿qué otros trucos te han funcionado?

Anuncios

Claves para la innovación en el mundo 2.0, según Enrique Dans

Hace poco estuvo en Valencia Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School, asesor de las tan de moda start-ups, y uno de los blogueros y divulgadores más reconocidos en cuestiones de tecnología. Estuvo hablando de los elementos clave que forman parten de las estrategias de innovación de las empresas que están triunfando en la web social, que bien pensado pueden servir no solo a esas empresas, sino también a otro tipo de organizaciones y entidades, y, claro que sí, también a empresas que no son tecnológicas o que no tienen un negocio netamente digital.

Porque, y eso quedó claro desde el principio de su interesantísima charla, la tecnología está en todas partes, y la vinculada a lo que Dans llama la web social está aquí para quedarse. “Ya sabemos que la web no es la panacea de todo, pero tampoco es una burbuja ni una pérdida de tiempo”, explicó el profesor. Y como muestra compartió este estupendo y divertido vídeo: el IPad es una revista que no funciona. Atentos al dedo de la nena.

Entre los ingredientes que debe incorporar cualquier empresa o entidad que quiera ser innovadora, Dans habló de los siguientes:

  • Construir bazares y no catedrales: en un mundo tan hiperconectado como el actual, los sistemas y procesos abiertos son más eficientes que los desarrollos cerrados. Es lo que hace IBM: libera patentes estratégicas para que otros contribuyan a mejorar sus desarrollos y para que sus productos alcancen antes un nivel óptimo. La metáfora de los bazares y los catedrales viene del título de un ensayo en defensa del software de código abierto escrito por el hacker Eric S. Raymond en 1997.  En él se analizan dos modelos de producción de software: la catedral representa el modelo de desarrollo más hermético y vertical característico del software propietario y por otro lado el bazar, con su dinámica horizontal y “bulliciosa”, que caracterizó al desarrollo de Linux y otros proyectos de software libre que se potenciaron con el trabajo comunitario.
  • Estar en fase beta casi permanente: en estrecha relación con lo anterior, se trata de lanzar pronto y muy a menudo tus nuevos productos o servicios, porque de esta forma te beneficiarás del aprendizaje colectivo que favorece tanto la web social. Por eso estan cada vez más extendidas las licencias Creative Commons.
  • Analizar los datos, monitorizar la conversación: la web social es un focus group permanente, una increíble herramienta de marketing que te permite estar en contacto directo y constante con tu público y tus clientes. En Facebook, en Twitter, en blogs, en foros… la gente habla de tu empresa, de tu sector, de lo que gusta y lo que no gusta, de lo que necesitan, y esto es un motor para la innovación si sabes escuchar. Recuerda el punto número uno del manifiesto Cluetrain: “los mercados son conversaciones”.
  • Transparencia radical: dice Enrique Dans que en el nuevo mundo de la web social es imprescindible desnudar tu estrategia, explicar claramente lo que haces, y hablar con un lenguaje “normal” no el lenguaje burocrático o empresarial (por favor, y esto lo digo yo, no Dans, ¡¡¡no quiero volver a oir “poner en valor”!!!). Esta transparencia ayudará a generar una buena comunidad alrededor de tu entidad, lo mismo que en las relaciones personales en las que rige la sinceridad son más fuertes, sanas y duraderas. Y la gente percibirá tu marca en función de la comunidad que la rodea, dice Dans.

Son ideas que ayudan e inspiran, ¿verdad? Por eso, no puedo acabar esta entrada sin agradecer a CEEI Valencia, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y el resto de los socios del proyecto Knowing -que invitaron a Enrique Dans-, por ofrecer su conferencia en una jornada abierta.

Lo que te puede aportar el marketing de contenidos

LuminosoInformacion2

A estas alturas, decir que con el boom de las redes sociales las formas de hacer marketing se están revolucionando es casi como anunciar que la Tierra es redonda. Y, sin embargo, por mucho que sepamos que esto está cambiando mucho, el ritmo al que avanzan las cosas nos pone muy difícil estar al día, adaptarnos y saber cómo utilizar esas nuevas formas de acercarnos a nuestros clientes y vender nuestro producto. Hace poco hablábamos del marketing 3.0 vinculado a la necesidad de mejorar la credibilidad de las empresas, y hoy vamos a centrarnos en el marketing de contenidos, que no es nuevo (acordaos de las viejas revistas de empresa) pero, desde luego, ya no es lo que era.

Para quien no tenga aún muy claro qué es, empezamos contando que el marketing de contenidos es una forma de marketing que te permite llegar a tus clientes y potenciales clientes (y fidelizarlos) mediante la creación de contenido relevante y útil para ellos. No se trata de producir contenidos promocionales (la publicidad pura y dura) sino de contenido que visibiliza los conocimientos y valores de tu marca, y es, al mismo tiempo, valioso para tus clientes y te permite generar conversación con ellos.

Elegir el canal, primer reto

Puede tener forma de publicación en tu página de Facebook, tuit, entradas en el blog corporativo, newsletter distribuido por correo electrónico, infografía, revista impresa o vídeo en You Tube, entre otros muchos formatos (cada día más). Elegir bien el canal y dotarlo de buen contenido será uno de los primeros ejercicios que tendrás que hacer si optas por esta forma de marketing, útil como pocas en tiempos de saturación y desconfianza hacia la publicidad.

Para B2B y más

Si tu negocio es B2B no deberías pensártelo dos veces a la hora de lanzarte a diseñar y poner en marcha una estrategia de marketing de contenidos. Marketo.com destaca en una interesante infografía razones por las que conviene especialmente a estas empresas:

  • Te ayuda a ganarte la confianza de tus clientes porque les proporciona información que les permite tomar la decisión que más les conviene.
  • La generación de buen contenido ayuda a posicionar tu web en los buscadores (el famoso SEO), atrae tráfico hacia tu web y genera leads.
  • Te ayuda a formar y “educar” al público, lo que contribuye a generar una buena base de potenciales clientes.

Estas mismas razones sirven, sin duda, para empresas y entidades de la economía social y para las que apuestan claramente por la RSE, porque compartir visiones y valores, educar, sensibilizar e informar responsablemente a los clientes y otros grupos de interés son ejes estratégicos de estas empresas. El marketing de contenidos es una herramienta cada vez más eficiente para trabajar estos aspectos y fortalecer la base de clientes de la empresa o la base social de la entidad.

En un próximo post abordaremos las claves para construir una buena estrategia de marketing de contenidos que te ayude en tu proyecto, pero por ahora, cuéntanos: ¿tenéis ya experiencia en este tipo de acciones? ¿Qué dificultades y qué beneficios os habéis encontrado por el camino?