Etiquetado: Banca ética

¿Con qué entidad financiera trabajo?

Sabemos que es muy importante la entidad en la que depositar nuestro dinero por el uso que esa entidad haga de él. Además también necesitamos que cubra nuestras necesidades operativas.

Como ya cuento en “la banca ética no es una ong” la mejor opción para asegurarnos un buen uso de nuestro dinero es, precisamente, la banca ética, y otros modelos de banca que trabajan y han trabajado de forma responsable.

banco¿Pero puede cubrir también nuestras necesidades operativas?

La llegada de algo nuevo, siempre genera dudas. Pero hoy en día la banca ética puede ofrecernos todo tipo de servicios.

Por ejemplo, con Triodos cualquier persona jurídica y/o física puede realizar la mayoría de operaciones, habituales, que necesite (domiciliaciones de recibos, pagos de nóminas, transferencias, créditos, préstamos, anticipo de subvenciones, etc).

No operan con efectivo en sus oficinas, por lo que sólo se puede operar con la tarjeta de débito. Ésta tiene un coste de emisión de 18 €, para toda la vida de la tarjeta, y ningún tipo de coste por sacar de cualquier cajero. A nadie nos gustan las comisiones, a mi por lo menos nada. Pero teniendo en cuenta que no cobran comisiones de mantenimiento ni obligan a tener una cantidad mínima ingresada o ingresos periódicos mensuales (como otras entidades), y además remuneran las cuentas, pues no es tan mala opción.

Está creciendo considerablemente y ya se encuentra en muchas ciudades españolas.

Tenemos también la opción de Fiare, una propuesta de crear alternativas dentro del mercado financiero para construir una economía con otros valores al servicio de una sociedad más justa, y que de momento ofrece operaciones de ahorro (para aquellas personas, físicas y/o jurídicas que se identifiquen con los principios de Fiare) y de financiación (de proyectos con un impacto social positivo, que serán evaluados caso a caso).

Personalmente creo que es importante apoyar estas iniciativas para que crezca el modelo de banca ética. Ya que lo importante es ser responsables con nuestro dinero.

Para las personas que necesiten o sigan estando más cómodas con la banca tradicional tenemos las cooperativas de crédito y las cajas rurales, y las mejores referencias son Caixa Ontenyent y Caixa Pollença .

Otra buena opción es Caixa Popular una cooperativa de crédito que está extendida por toda la Comunitat Valenciana, que ofrece todo tipo de servicios, muy vinculada a proyectos locales, y con diferentes acciones sociales.

En general las cooperativas de crédito y las cajas rurales no han sucumbido de la misma manera que bancos y cajas de ahorros a la vorágine del ladrillo y otras operaciones, y están menos intoxicadas. Además suelen estar ligadas a poblaciones rurales y proyectos locales con lo que contribuyen a generar tejido productivo y vertebrar el territorio.

En este reportaje del programa Salvados “Jugando a banqueros” podéis ver un buen análisis sobre las Cajas de Ahorro. También ofrece información sobre Caixa Ontenyent.

Anuncios

La propuesta de banca ética de Fiare

Fiare es una propuesta organizacional de desarrollo horizontal cuya vocación inicial es articular una ciudadanía comprometida que construya una alternativa al sistema financiero y cuyo punto de llegada es la constitución de una cooperativa de crédito junto a Banca Popolare Etica S. Coop de Italia.

Sus inicios se remontan a 2003, período en que no se conocían problemas financieros, pero ya sus fundadores tenían la inquietud de construir un modelo diferente. Por lo tanto Fiare no nace como respuesta a la crisis sino como alternativa al paradigma de crecimiento continuo totalmente insostenible desde la perspectiva de la justicia y los derechos humanos.

fiareComo destacaba Peru Sasia , presidente de Fiare, en una conferencia de Fundación Étnor: Un sistema puede ser sostenible económicamente y tremendamente injusto, simplemente tirando del sistema a los que sobran”.

Fiare se construye desde la base por organizaciones que comparten la misma mirada social respecto a los derechos humanos, la justicia y el derecho al crédito.

Peru insistió en defender el derecho al crédito sin cerrarlo sólo a la sostenibilidad del proyecto para el que se requiriera. La palabra crédito viene del latín creditius (creer, tener confianza) así pues es necesario volver a creer en las personas y en los proyectos generando crédito basado en el creer y la confianza, más que, o además de, en las cifras económicas.

Fiare no busca inversores, sino participantes. Actualmente se articula en 11 redes territoriales con la participación de 400 organizaciones y 20 ayuntamientos. A esta base es necesario sumarle la participación de la ciudadanía, pero no como consumidores de servicios financieros sólo. No se trata de consumo responsable sino de construcción de ciudadanía activa.

Una ciudadanía que busca en el sistema financiero construir una economía y una sociedad donde las personas sean el objetivo y la economía el medio.

Actualmente Fiare ha concedido 30 millones de crédito a 150 proyectos, con un nivel de morosidad del 10-15 %, inferior al de la banca tradicional, a pesar de tener mayor riesgo. En palabras del propio Peru estos proyectos financiados por Fiare curan problemas.

Participar en Fiare es un compromiso con otro modelo financiero.

La banca ética no es una ONG

Cada día se conoce más la banca ética, o por lo menos el concepto, pero no tanto qué es exactamente.

Hay quien piensa que es un tipo de ONG que presta dinero más barato o subvenciona proyectos sociales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAunque parezca un oxímoron y creamos que es imposible que una entidad financiera pueda ser ética visto lo visto (preferentes, financiación de armas, especulación con alimentos, grandes sueldos, etc.), tenemos que recordar que, a priori, su función es generar una serie de herramientas financieras a nuestra disposición.

Pero es posible ofrecer los servicios de una entidad financiera operando de una forma totalmente diferente. Y aquí es donde aparece la banca ética.

Aunque ésta no se reduce sólo a prestar servicios de forma ética. En este sentido podemos encontrar 2 modelos de banca ética. Por un lado, y en España, el modelo de prestación de servicios financieros éticos representado por Triodos, y por otro lado la construcción de un modelo financiero diferente en el que participa la ciudadanía comprometida, y que está representado por Fiare.

Pero los bancos sin ánimo de lucro no existen. La banca ética son entidades financieras que también obtienen beneficios, cobran comisiones (razonables, ni más ni menos que otras entidades) y remuneran sus productos, aunque a un interés menor (ya que no invierten en negocios sucios).

Por otro lado los proyectos que financian son estudiados en una doble vertiente: su aportación a la sociedad, imprescindible para ser analizados; pero también su viabilidad económica (o no, ya que es posible aceptar un riesgo alto en un proyecto que tiene un importante impacto social). No subvencionan proyectos, los financian.

Para acabar de definir la banca ética me quedo con lo que dice Cristina de la Cruz (del Centro de Ética Aplicada a la Universidad de Deusto) en el artículo “El alcance político de las finanzas éticas” , del dossier de la ONGD Economistas sin Fronteras http://www.ecosfron.org/wp-content/uploads/DOSSIERES-EsF-8-BANCA-%C3%89TICA.pdf . Las finanzas éticas, dice Cristina, tienen una vocación que “favorece la articulación en redes de una ciudadanía comprometida, y rescata el valor de la solidaridad como motor para la acción colectiva”.

También podéis informaros mejor en la web de la ONGD Setem http://www.bancalimpia.com/ y consultar un listado de entidades financieras aquí.

En la Comunitat Valenciana tenemos la asociación Enclau una red para la financiación alternativa que nació en el año 2000 a partir de un grupo de organizaciones sociales valencianas que comparten la voluntad de promover la financiación ética y responsable.

Una forma sencilla de conocer la banca ética :