Categoría: Gestión

¿Con qué entidad financiera trabajo?

Sabemos que es muy importante la entidad en la que depositar nuestro dinero por el uso que esa entidad haga de él. Además también necesitamos que cubra nuestras necesidades operativas.

Como ya cuento en “la banca ética no es una ong” la mejor opción para asegurarnos un buen uso de nuestro dinero es, precisamente, la banca ética, y otros modelos de banca que trabajan y han trabajado de forma responsable.

banco¿Pero puede cubrir también nuestras necesidades operativas?

La llegada de algo nuevo, siempre genera dudas. Pero hoy en día la banca ética puede ofrecernos todo tipo de servicios.

Por ejemplo, con Triodos cualquier persona jurídica y/o física puede realizar la mayoría de operaciones, habituales, que necesite (domiciliaciones de recibos, pagos de nóminas, transferencias, créditos, préstamos, anticipo de subvenciones, etc).

No operan con efectivo en sus oficinas, por lo que sólo se puede operar con la tarjeta de débito. Ésta tiene un coste de emisión de 18 €, para toda la vida de la tarjeta, y ningún tipo de coste por sacar de cualquier cajero. A nadie nos gustan las comisiones, a mi por lo menos nada. Pero teniendo en cuenta que no cobran comisiones de mantenimiento ni obligan a tener una cantidad mínima ingresada o ingresos periódicos mensuales (como otras entidades), y además remuneran las cuentas, pues no es tan mala opción.

Está creciendo considerablemente y ya se encuentra en muchas ciudades españolas.

Tenemos también la opción de Fiare, una propuesta de crear alternativas dentro del mercado financiero para construir una economía con otros valores al servicio de una sociedad más justa, y que de momento ofrece operaciones de ahorro (para aquellas personas, físicas y/o jurídicas que se identifiquen con los principios de Fiare) y de financiación (de proyectos con un impacto social positivo, que serán evaluados caso a caso).

Personalmente creo que es importante apoyar estas iniciativas para que crezca el modelo de banca ética. Ya que lo importante es ser responsables con nuestro dinero.

Para las personas que necesiten o sigan estando más cómodas con la banca tradicional tenemos las cooperativas de crédito y las cajas rurales, y las mejores referencias son Caixa Ontenyent y Caixa Pollença .

Otra buena opción es Caixa Popular una cooperativa de crédito que está extendida por toda la Comunitat Valenciana, que ofrece todo tipo de servicios, muy vinculada a proyectos locales, y con diferentes acciones sociales.

En general las cooperativas de crédito y las cajas rurales no han sucumbido de la misma manera que bancos y cajas de ahorros a la vorágine del ladrillo y otras operaciones, y están menos intoxicadas. Además suelen estar ligadas a poblaciones rurales y proyectos locales con lo que contribuyen a generar tejido productivo y vertebrar el territorio.

En este reportaje del programa Salvados “Jugando a banqueros” podéis ver un buen análisis sobre las Cajas de Ahorro. También ofrece información sobre Caixa Ontenyent.

Anuncios

Nuevos tiempos, nuevas formas de financiación para ONGs

Ante financiaciónel descenso de ayudas públicas muchas entidades sociales se preguntan cómo financiar sus proyectos. ¿Hay vida más allá de estas ayudas?

La Plataforma del Voluntariado de la Comunidad Valenciana trató de orientarnos en su jornada: “Nuevos tiempos, nuevas formas de financiación para ONGs” . Ya os anticipo que no hay recetas mágicas, pero sí hay fórmulas importantes: creatividad, constancia, investigar qué hacen otras organizaciones, o qué hace el mundo empresarial para generar ingresos, entre otras cosas.

vendingEl primer ponente fue José Luis Montes, fundador de Wikihappiness . Según José Luis, debemos tener en cuenta que ha cambiado nuestro interlocutor (fondos privados vs públicos), y por lo tanto tenemos que cambiar las formas, el lenguaje, las modalidades de financiación, etc.

Tenemos que buscar acciones recurrentes, del día a día, y ver de qué manera podemos hacerlas más solidarias. Como por ejemplo su proyecto Vending Solidario: máquinas automáticas de bebida y comida que destinan un porcentaje de cada servicio a financiar proyectos solidarios.

Montes también habló de la iniciativa Ediciones Solidarias. Un canal que facilita la edición, publicación y venta de libros, revistas, informes de actividad, etc con unas condiciones inmejorables. Pero lo curioso ha sido la idea para venderlos. Están contactando con hoteles para que los libros estén a disposición de sus clientes durante su estancia. Podrán leerlos de manera gratuita y antes de irse podrán decidir si lo dejan en la habitación o lo compran. Si lo compran salen beneficiados tanto la ONG como el hotel, que también se lleva una parte de la venta. Todos ganan. Es posible que luego el hotel quiera donar los beneficios obtenidos, pero será una decisión del hotel, y no una petición de la ONG. Las claves de esta propuesta son la creatividad, el uso de nuevas fórmulas (ya no estamos solo pidiendo), y el uso del mismo lenguaje que la empresa.

mi_grano_arenaLa segunda intervención fue de Mercé Solá de Fundación Real Dreams que nos invitó a participar en “Mi grano de arena” una plataforma crowdfunding con algunas particularidades. En mi grano de arena un único proyecto puede recibir fondos de diferentes acciones particulares. Es decir, una asociación puede buscar fondos para una acción concreta, y además conseguir que diferentes personas se sumen a su acción con sus propias iniciativas. Un ejemplo: estamos recaudando para construir un pozo de agua en una zona rural. Esta acción por si misma recaudaría fondos. Pero se podrían añadir retos de personas anónimas (puso ejemplos como listas de bodas, de cumpleaños, eventos deportivos, etc.) que invitarían a sus amistades a ayudarles a recaudar una determinada cantidad. De esta manera se conseguirían más fondos y también más difusión del proyecto (sobre todo entre personas que posiblemente de otra manera no conocerían la acción principal). Posibilidades que ofrece: nuevos impactos y mayor implicación de simpatizantes.

Como veis hay otras fórmulas y sólo hay que encontrar la más apropiada a nuestra entidad. Están surgiendo cada día iniciativas diferentes. Os ánimo a investigar qué están haciendo otras organizaciones, qué está haciendo el tejido empresarial (qué también atraviesa dificultades de financiación y de tesorería) y a que nos contéis vuestras experiencias, o las que vayáis conociendo.

Foto del billete de wearecolbrain Título de la foto: La financiación colectiva, crowdfunding, como ejercicio de personas en comunidad.

La transparencia no es sólo mostrar las cuentas anuales

La transparencia es una poderosa herramienta a nuestro favor. Si estamos orgullosos de nuestra entidad y de nuestro buen trabajo ¿por qué no contarlo? Si lo hacemos bien y lo contamos, más posibilidades de crecer ¿no?

Ahora bien ¿sobra con exhibir nuestra cuentas anuales? Algo que además, seguramente, se lea poca gente…

visibilityHasta la fecha ha sido lo habitual. Pero en esto yo creo que las empresas tienen mucho que aprender de las organizaciones sociales. En estas entidades es habitual editar una memoria anual que además de las cuentas económicas presenta los proyectos, los beneficiarios, el impacto de sus acciones, etc.

Una empresa no tiene algunas de estas variables pero si puede informar sobre proveedores y/o clientes, mejoras de producto o servicio que se han conseguido, equipo de trabajo, asistencia a eventos, formación, entidades financieras con las que se trabaja, si se realizan acciones sociales, procesos de calidad, etc.

Yo estoy convencida de que el futuro de las empresas pasa no sólo por ofrecer productos y servicios que el mercado necesite, de forma sostenible y responsable, si no que además tendrá que informar sobre otros impactos: empleo que genera, qué inversiones hace, etc.

Y no bastará, se está viendo, con tener departamentos de RSC que laven la imagen. Esto no basta porque con las redes cada vez es más fácil saber si la empresa se está lavando la cara o si está limpia por completo.

Recomiendo al respecto leer el post de Carmen Martí “Códigos éticos I ¿Proceso o resultado?.

Si aún no has podido poner en marcha mecanismos de transparencia, puedes empezar por lo que he comentado más arriba. Y al mismo tiempo ser consciente de cómo se realizan los procesos de trabajo en nuestra organización puede ser un buen inicio. El balance del bien común nos puede servir de herramienta para controlar esos procesos.

También puedes consultar estas herramientas de transparencia, que aunque dirigidas a ONG, se pueden extraer ideas para todo tipo de entidades

Y a la hora de comunicar seguro que mi compañera Carmen Rodriguez podrá darte muy buenos consejos…

Reducir costes de acciones rutinarias

reducir costesEn la actualidad hay obsesión por reducir costes. Lo curioso es que se podría haber empezado a aplicar hace tiempo, y llevaríamos camino ganado y eficiencia en términos de tiempo gastado; y energética y medioambiental.

A lo largo del día se realizan multitud de acciones rutinarias que por un lado nos quitan tiempo y por otro nos cuestan dinero. Aquí voy a señalar algunas, lo importante es localizar las propias y acudir al ingenio y la creatividad para reducir sus costes.

  • Correo físico. ¿Todavía recibes o emites correo en papel? Revisa bien todo lo que aún puedes eliminar para no estar gastando tiempo en abrir sobres y archivar. Por ejemplo el correo de los bancos, ya que por internet puedes consultar cualquier cosa en cualquier momento ¿no?
  • Inicia con tus proveedores/acreedores el proceso para que envíen sus comunicaciones sólo por correo electrónico u otros medios (herramientas colaborativas, archivos en la nube, etc.) y organiza la documentación en función de su destino (información, facturas, etc.) Puedes concretar con la asesoría la mejor manera de organizar la información para procesar la contabilidad, en el caso de que la hayas externalizado.
  • Olvídate del fax. Aquí tienes 5 alternativas de fax virtual que te pueden ayudar a ahorrar. Sin línea telefónica, papel, tinta, ni tiempo discutiendo 😉 con la máquina porque se engancha el papel, o no pasa … ordenador de papel
  • Averigua quién del equipo gasta o tiene más necesidad de tener documentación impresa para trabajar, y prueba a ponerle dos pantallas de ordenador, así podrá trabajar simultáneamente.
  • Si a pesar de todo no puedes eliminar la impresora reutiliza los cartuchos de tinta, imprime en folios sucios lo que no sea importante, y usa la doble cara. El papel es muy caro ! Para tu bolsillo y para el medioambiente.
  • Un ahorro en tiempo importante puede ser los auriculares para contestar al teléfono. Cuánto llegamos a perder al descolgar y colgar, y cómo se queda nuestro cuello… Por favor, aunque sólo sea por piedad hacia la persona que se pasa el día contestando al teléfono: auriculares !!
  • Evita las grapas. Sé que es muy cómodo leer un documento grapado porque así las hojas no se caen, o no se mezclan. Pero las grapas no son reutilizables, son difíciles de reciclar y no siempre son útiles. ¿Cuántos documentos grapas y luego acaban en la basura? … ¿Has visto la grapadora sin grapas? Ahorras y además facilitas el reciclaje del papel.
  • Huelga decir, creo, que antes de cerrar y largarse hay que dejar apagados todos los aparatos electrónicos y sus stand-by. ¿Para qué se tienen que quedar encendidos si no se van a usar?
  • Pregunta al equipo de trabajo, cada cierto tiempo, si hay alguna tarea que se pueda hacer ahorrando tiempo, o en qué se podría ahorrar costes. No es necesario hacer una gran reunión, un simple email o un buzón de sugerencias.

¡¡¡ Anímate a contarnos tus trucos !!!

Foto de ordenador propiedad de *manci*

No pagues más comisiones de las necesarias

Vaya por adelantado que, personalmente, me llevo muy mal con las comisiones. No dejo pasar ni una, y me cuestiono cada comisión que una entidad financiera quiere cobrar a un cliente.

Es habitual mirar bien el tipo de interés que nos cobran por una operación de crédito o de préstamo, pero no lo es tanto revisar las comisiones que nos van cobrando a lo largo del año. Tampoco se tienen en cuenta a la hora de elegir entidad financiera.

comisiones forgesPero si nos descuidamos pueden suponer un coste importante y además la mayoría de las veces son un robo directamente.

Para evitar que sea la entidad financiera la que decida unilateralmente qué comisiones y qué intereses aplicará, hay que negociar y mirar la letra pequeña de los contratos. Si no, nos encontraremos con sorpresas desagradables. Y ojo con las promociones golosas, porque suelen tener trampa.

Normalmente si se mantiene un saldo medio no se pagan comisiones de gestión y administración. Si no es así pero existen otros productos contratados con la entidad, hay que insistir para que este tipo de comisiones no se carguen. Y si no, pues lo más sencillo es buscar otra entidad que te ofrezca mejores condiciones. Seguro que antes de que te vayas tu entidad te ofrece algo mejor 🙂

Más difícil es escaparse de las comisiones por hacer transferencias, pero se puede negociar el coste. Incluso se pueden evitar en aquellas que se realizan por internet, ya que en este caso a la entidad no le supone ningún trabajo. Aunque en el caso de pagos a proveedores yo optaría por la domiciliación de recibos antes que pagar por transferencia, además se ahorra tiempo.

Trata de evitar las devoluciones de recibos, porque sólo genera más costes ya que el proveedor girará de nuevo el importe devuelto más la comisión que le hayan aplicado. Es más fácil llamar y pedir  que no se gire el recibo, o ingresar dinero en la cuenta para que no se produzca la devolución. Es importante un buen plan de tesorería y un férreo control de nuestro saldo bancario y de los pagos comprometidos. También negociar con proveedores plazos, importes, etc.

Un buen plan de tesorería también nos puede ayudar a evitar el descubierto y las altísimas comisiones que esto supone. Cada vez que nos ponemos en esta situación la entidad financiera nos cobra directamente la comisión y además los intereses por el descubierto. Una solución puede ser solicitar que no se realice ningún tipo de descubierto. Esto puede generar devolución de recibos y también tiene coste, pero menor. Como ya he dicho antes, planificar bien nuestra tesorería y controlar saldos y pagos, es lo más útil para reducir este tipo de situaciones.

Contra el descubierto mira esta campaña de Facua:

También es importante tener las cuentas que sean estrictamente necesarias, no abusar de las tarjetas de crédito, mirar bien en qué cajero se saca efectivo, y si se saca contra crédito recordar que lleva comisión añadida, etc.

Por último, puede ser útil tener un cuadro histórico de las comisiones que nos han cobrado en las distintas cuentas que hemos abierto, así como de los intereses y comisiones de apertura y cancelación de créditos y préstamos. Así nos permitirá negociar con la entidad financiera teniendo más información.

Programa EcoInnoCámaras: apoyo a la innovación sostenible para PYMES y autónomos

La semana pasada hablábamos de innovación en el mundo 2.0, y hoy hablaremos de ayudas para la innovación en otro ámbito, el que tiene más que ver con la sostenibilidad medioambiental. Presta atención si eres una PYME o un autónomo y necesitas ayuda para innovar en tu proyecto y hacerlo más competitivo y sostenible: la Cámara de Comercio de Valencia, con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), ha puesto en marcha el Programa EcoInnoCámaras que quiere contribuir precisamente a la mejora de la competitividad de vuestras empresas mediante la incorporación de soluciones innovadoras en materia de medio ambiente y desarrollo sostenible. Suena bien, ¿no?

EcoInnovaCamaras

El programa prevé ayudas para cubrir los gastos de las empresas en el desarrollo del programa “Planes de Apoyo a la Innovación Sostenible”. Estos planes se dividen en dos fases:

1ª Fase: Diagnóstico asistido. En ella, con la ayuda de un tutor especializado, se evaluará el nivel de competitividad de la empresa en su entorno económico y de mercado y se identificarán actuaciones de mejora por medio de soluciones innovadoras en los ámbitos ya señalados, medio ambiente y desarrollo sostenible. Las ayudas irán destinadas a cubrir los gastos de los servicios de asesoría que ofrecerá el tutor especializado, con un importe total financiable de 1.800 euros + IVA (100% del coste financiable).

2ª Fase: Plan de apoyo a la innovación sostenible. Aquí toca poner en práctica las recomendaciones identificadas en la fase anterior, que ayudarán a la mejora de la competitividad. Las ayudas pueden ir destinadas a cubrir gastos de servicios de asesoría y consultoría necesarios para la puesta en marcha del plan, o a inversiones o gastos vinculados al proyecto recomendados por los asesores. En esta fase, la cuantía de la ayuda será del 80% del coste financiable en el que se haya incurrido, con un máximo de 4.800 euros, ampliables a 9.600.

Quién y cuándo solicitarlo

Pueden acceder a este programa PYMES de cualquier sector de actividad que se encuentren dadas de alta en el Censo del IAE, en la sección 1 (actividades empresariales, industriales y de servicios) con excepción de las que operen en los sectores de pesca, acuicultura, carbón o producción primaria de los productos agrícolas que figuran en la lista del Anexo I del Tratado de la CE.

Las empresas pueden presentar su solicitud hasta las 14 horas del día 14 de octubre de 2013, aunque atentos porque puede cerrarse la convocatoria en el momento en que se agote el presupuesto. La solicitud puede presentarse en cualquiera de las direcciones de la Cámara de Comercio de Valencia, aunque prefieren que la presentación se realice a través del registro telemático de la Oficina Virtual de la Cámara.

De todas formas, si necesitáis más información podéis contactar con Rafael Mossi, de la Cámara de Valencia, en el 96 310 39 00 o por medio de correo electrónico rmossi@camaravalencia.com

Son interesantes este tipo de oportunidades, ¿verdad? Si conoces más puedes compartirlas en los comentarios. ¡Que aproveche!

Externalizar la contabilidad ¿Si o no, y cómo?

file0002027217859Externalizar la contabilidad no debería ser una decisión a la ligera. Estamos hablando de información importante y delicada. Pero es verdad que no todas las entidades se pueden permitir tener en nómina una profesional de la contabilidad. Depende del volumen de ésta, o de otras tareas que se puedan asumir al mismo tiempo y tener, entonces, un puesto de contable-administrativo.

Lo que no vale es tener una administrativa que también lleva la contabilidad, si no estamos seguros de que sabe llevarla. Introducir asientos en un programa contable parece fácil, pero no lo es. Y cualquiera no está preparado para llevar la contabilidad.

Tampoco vale contratar una asesoría, darle la documentación a última hora y de cualquier manera; y preocuparnos sólo de que nos den los impuestos del trimestre. Es la tónica habitual, pero yo no la recomiendo…

Si finalmente optáis por externalizarla mi recomendación es:

  • organiza con la asesoría un protocolo (plazos de entrega, preparación de la documentación, información a recibir, etc.)
  • lo mejor es que la documentación no salga de la empresa. Hoy en día hay herramientas suficientes para que la documentación no deba salir. Pero si no es posible lo mejor es entregarla bien archivada y clasificada; y que se devuelva lo antes posible
  • información que debéis recibir:
  1. balances de resultados y situación trimestral
  2. impuestos trimestrales y anuales
  3. información sobre:
  • si se pagan muchas comisiones.
  • si está bien organizada nuestra tesorería y cómo se puede organizar mejor.
  • la mejor manera de usar nuestro dinero “parado”.
  • cobros y/o pagos pendientes.
  • y otras cuestiones que puedan surgir

Toda esta información para que sea válida sólo podréis obtenerla si la documentación se entrega a tiempo 😉

  • otros servicios a contratar. Aunque lo habitual es la contabilidad y la fiscalidad, por qué no : mejora de procesos, gestión de cobros y pagos, reducción de costes, etc.

Si tenéis alguna duda más podéis escribirme a cregarla@gmail.com
¡ Saludos !

Claves para la innovación en el mundo 2.0, según Enrique Dans

Hace poco estuvo en Valencia Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School, asesor de las tan de moda start-ups, y uno de los blogueros y divulgadores más reconocidos en cuestiones de tecnología. Estuvo hablando de los elementos clave que forman parten de las estrategias de innovación de las empresas que están triunfando en la web social, que bien pensado pueden servir no solo a esas empresas, sino también a otro tipo de organizaciones y entidades, y, claro que sí, también a empresas que no son tecnológicas o que no tienen un negocio netamente digital.

Porque, y eso quedó claro desde el principio de su interesantísima charla, la tecnología está en todas partes, y la vinculada a lo que Dans llama la web social está aquí para quedarse. “Ya sabemos que la web no es la panacea de todo, pero tampoco es una burbuja ni una pérdida de tiempo”, explicó el profesor. Y como muestra compartió este estupendo y divertido vídeo: el IPad es una revista que no funciona. Atentos al dedo de la nena.

Entre los ingredientes que debe incorporar cualquier empresa o entidad que quiera ser innovadora, Dans habló de los siguientes:

  • Construir bazares y no catedrales: en un mundo tan hiperconectado como el actual, los sistemas y procesos abiertos son más eficientes que los desarrollos cerrados. Es lo que hace IBM: libera patentes estratégicas para que otros contribuyan a mejorar sus desarrollos y para que sus productos alcancen antes un nivel óptimo. La metáfora de los bazares y los catedrales viene del título de un ensayo en defensa del software de código abierto escrito por el hacker Eric S. Raymond en 1997.  En él se analizan dos modelos de producción de software: la catedral representa el modelo de desarrollo más hermético y vertical característico del software propietario y por otro lado el bazar, con su dinámica horizontal y “bulliciosa”, que caracterizó al desarrollo de Linux y otros proyectos de software libre que se potenciaron con el trabajo comunitario.
  • Estar en fase beta casi permanente: en estrecha relación con lo anterior, se trata de lanzar pronto y muy a menudo tus nuevos productos o servicios, porque de esta forma te beneficiarás del aprendizaje colectivo que favorece tanto la web social. Por eso estan cada vez más extendidas las licencias Creative Commons.
  • Analizar los datos, monitorizar la conversación: la web social es un focus group permanente, una increíble herramienta de marketing que te permite estar en contacto directo y constante con tu público y tus clientes. En Facebook, en Twitter, en blogs, en foros… la gente habla de tu empresa, de tu sector, de lo que gusta y lo que no gusta, de lo que necesitan, y esto es un motor para la innovación si sabes escuchar. Recuerda el punto número uno del manifiesto Cluetrain: “los mercados son conversaciones”.
  • Transparencia radical: dice Enrique Dans que en el nuevo mundo de la web social es imprescindible desnudar tu estrategia, explicar claramente lo que haces, y hablar con un lenguaje “normal” no el lenguaje burocrático o empresarial (por favor, y esto lo digo yo, no Dans, ¡¡¡no quiero volver a oir “poner en valor”!!!). Esta transparencia ayudará a generar una buena comunidad alrededor de tu entidad, lo mismo que en las relaciones personales en las que rige la sinceridad son más fuertes, sanas y duraderas. Y la gente percibirá tu marca en función de la comunidad que la rodea, dice Dans.

Son ideas que ayudan e inspiran, ¿verdad? Por eso, no puedo acabar esta entrada sin agradecer a CEEI Valencia, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y el resto de los socios del proyecto Knowing -que invitaron a Enrique Dans-, por ofrecer su conferencia en una jornada abierta.

El Balance del Bien Común: una herramienta de gestión y de transformación de la economía

Cuando empecé a oír hablar de la Economía del Bien Común enseguida me llamó la atención. Creo que si todas las personas mirásemos por el bien común tendríamos un mundo sin desigualdades sociales y sin contaminar.

Este modelo pasa del afán de lucro y la competitividad como ejes del actual sistema, a que sean el bienestar común y el servicio a la sociedad y la cooperación los ejes fundamentales del desarrollo económico.

ebcEl modelo no es sólo una teoría de buenas intenciones. Está articulado en una matriz del bien común con una serie de indicadores que miden 5 valores: dignidad, solidaridad, sostenibilidad ecológica, justicia social y participación democrática y transparencia; y 5 grupos de interés principales a los que aplicarlo: proveedores, financiadores, empleados y propietarios, clientes y ámbito social.

Hace poco asistí a un taller formativo sobre esta matriz para poder conocerla mejor. De la mano de Lina Morell y Ana Rosa Moreno fuimos conociendo los diferentes indicadores y cómo medirlos.

Para mi lo más interesante de este Balance es que me parece una herramienta de gestión muy útil para plantearnos preguntas sobre nuestra entidad, y sobre todo enfrentarnos a los retos de mejorar todos aquellos procesos que no estén aportando al bien común.

Con este balance podemos conocer mejor nuestros proveedores y qué nos venden, de dónde son y qué alternativas tenemos; cómo nos relacionamos con nuestros clientes, si nuestra entidad es honesta al ofrecer sus productos y/o servicios, si colaboramos con otras entidades del sector (en lugar de competir …), con qué entidades financieras trabajamos, etc.

bien comúnLo importante no es conseguir la mayor puntuación del Balance, si no ir desgranando toda esta información e ir tomando conciencia de que está en nuestras manos mejorar todos estos aspectos. Pero además, y muy importante, promover cambios en nuestro entorno. Conforme cambiemos aspectos y comuniquemos por qué lo hacemos, es posible que otras entidades empiecen también a cambiarlos. Y de esta manera transformamos la economía. Caminando colectivamente hacia una economía social y responsable que ponga el acento en las personas.

Si quieres realizar el balance de tu entidad te aconsejo busques el grupo de personas y entidades que está trabajando en tu territorio. Puedes descargarlo desde la web e intentar hacerlo individualmente, pero no te lo recomiendo. Es más gratificante trabajarlo en comunidad y apoyarse en otras entidades para obtener respuestas diferentes y nuevas preguntas. En Valencia hay un asociación, y es además la sede de la Asociación Estatal de la Economía del Bien Común. El email de contacto es: empresas@ebcvalencia.org

¿Te animas?

Foto de felipegil

Buenas prácticas para la eficiencia energética en las organizaciones

KnowingAcaba de celebrarse en Valencia la conferencia final del proyecto europeo KnowInG (Inteligencia del conocimiento e Innovación para un Desarrollo Sostenible), en el que han participado el Centro Europeo de Empresas Innovadoras de esa ciudad y la Federació Valenciana de Municipis i Provincies. Como aportación al proyecto, ambas instituciones han querido contribuir a aumentar la competitividad de empresas e instituciones en las zonas rurales de la Comunitat Valenciana a través de la mejora en materia de ahorro y eficiencia energética.

Lo han hecho en línea con el objetivo estratégico 20/20/20 de la Unión Europea, que no es otra cosa que alcanzar una reducción del 20% en las emisiones de gases de efecto invernadero, un ahorro del 20% en el consumo de energía y la promoción de las energías renovables hasta que alcancen el 20% del total. Todo ello, como no, para el año 2020.

Como resultado del proyecto, en la conferencia presentaron una pequeña “Guía de buenas prácticas y recomendaciones en materia de ahorro y eficiencia energética”, con un capítulo dedicado a las empresas, que vale para cualquier tipo de entidad. Aquí os resumimos algunas de las aportaciones de la guía:

Medidas generales: introducir dispositivos más eficientes con menor impacto ambiental, y con una apuesta clara por las energías renovables a través de equipamientos como las calderas de biomasa, los paneles solares y los pequeños aerogeneradores. Son más rentables económica y energéticamente.

Iluminación: lo sabemos pero conviene recordar que hay que apagar las luces cuando no sean necesarias, aprovechar al máximo la luz natural y renovar los sistemas de alumbrado para cambiarlos por los más eficientes y rentables. Instalar interruptores horarios y sensores y programarlos adaptándolos a las necesidades de iluminación según la época del año son ideas a tener en cuenta.

Calefacción y aire acondicionado: las temperaturas medias idóneas son 20º en invierno y 24º en verano. La calefacción y los termos eléctricos pueden sustituirse por modelos más eficientes o por acumuladores nocturnos. Solar2

Sistemas de gestión energética: realizar una auditoría energética permitirá detectar las principales fuentes de consumo y te facilitará tomar decisiones sobre el ahorro y la eficiencia de procesos e instalaciones, y las inversiones que sean necesarias. Deberás definir una serie de indicadores de referencia de los consumos energéticos que te permitan un mayor control y seguimiento contable del gasto energético. Si vas a hacer reformas del espacio de trabajo, ya sea una oficina o una nave industrial, será el momento de aplicar soluciones tecnológicas más avanzadas en materia energética.

Formación y sensibilización: elaborar y aplicar unas buenas estrategias de información y formación para empleados, proveedoras y consumidores será esencial para cumplir tus objetivos.

Ayudas públicas: aunque ya sabemos cómo están las cosas ahora, conviene no perder de vista las posibles ayudas en materia de ahorro, eficiencia y energías renovables. El IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) y la AVEN (Agencia Valenciana de la Energía) convocan este tipo de ayudas a nivel estatal y a nivel autonómico, respectivamente.

Y tú, ¿cómo lo haces en tu organización? ¿Se dedica tu empresa a realizar este tipo de instalaciones o auditorías?