Categoría: Blog

Socialnest: formación, apoyo y mucho más para emprendedores sociales

SocialnestSi tienes un proyecto con el que quieres cambiar el mundo, quieres impulsarlo en forma de empresa y necesitas ayuda para empezar, no olvides este nombre: Socialnest. Se trata de una asociación valenciana sin ánimo de lucro que ha creado una potente red de colaboradores -con más 40 mentores, y partners que incluyen al Parc Cientific de la Universitat de València, entre otros – al sevicio de una idea: impulsar y apoyar a los emprendedores sociales. Lo hace sobre todo a través del Programa Anual de Incubación de Empresas Sociales, cuya convocatoria para la próxima edición, la de 2014, está abierta desde ya y hasta el 10 de noviembre. Aquí te resumo los datos esenciales de una iniciativa imprescindible.

Lo primero es saber qué entiende Socialnest por emprendedores sociales: para ellos se trata de esas personas que crean una empresa para dar solución a un problema social o medioambiental, y que buscan la sostenibilidad económica a través de los productos a servicios que ofrece, sin depender de subvenciones o donaciones. Es lo que ya han hecho, por ejemplo, los impulsores del proyecto Huertos compartidos, una plataforma en internet que pone en contacto a personas que quieren cultivar sus propios alimentos, con propietarios de tierras, que las ceden a cambio de compartir la cosecha. Los huertos deben ser ecológicos, la cesión de los terrenos gratuita, y las cosechas deben destinarse al autoconsumo. De esta forma quieren contribuir a paliar la crisis que vivimos, mientras cuidamos el medio ambiente y mejoramos nuestra salud.

En este vídeo explican más sobre Socialnest, el programa de incubación y las experiencias de algunos emprendedores sociales que ya han pasado por anteriores ediciones:

Condiciones y servicios

Las áreas en las que se puede enmarcar el proyecto empresarial incluyen las de educación, juventud y empleabilidad; salud; desarrollo local y comercio justo; inclusión social e igualdad de género, sostenibilidad medioambiental; y otras que aporten claramente un beneficio social. Es esencial llevar trabajando ya en el proyecto un mínimo de 6 meses.

A los proyectos seleccionados, Socialnest les ofrece un programa de formación, mentorización, apoyo en la búsqueda de financiación, difusión y espacio de oficina valorado en más de 25.000 euros. No os preocupéis, no os van a cobrar esa cantidad, porque cuentan con que si tuvierais ese dinero probablemente no necesitaríais su ayuda. Socialnest tiene patrocinadores y colaboradores que ayudan a financiar el programa, por lo que para los emprendedores el coste se reduce a 200 euros por equipo emprendedor como entrada, y 60 euros al mes por persona emprendedora dentro del equipo durante los 12 meses que dura la incubación. Solo hay que pagar estas cantidades si tu proyecto resulta seleccionado.

Con la información básica que aquí te he resumido y toda la que puedes encontrar en la web de Socialnest y en las bases del programa, solo falta que pongas, de tu parte, toda la pasión, el compromiso y el trabajo duro del que eres capaz para hacer realidad esa idea en la que ya estás trabajando. Y si ya has pasado por el programa y quieres compartir aquí tu experiencia, seguro que muchos emprendedores sociales, o futuros emprendedores sociales, estarán deseando conocerla y debatir contigo. ¡Ánimo y suerte!

Anuncios

Las claves de una buena estrategia de marketing de contenidos

¡Es un placer volver a compartir con vosotros tras el descanso de agosto! Empezamos retomando algún tema: ya hemos hablado en alguna entrada anterior de este  blog de cuándo y por qué conviene lanzarse a utilizar todo el potencial del marketing de contenidos, y ahora vamos a ver por dónde empezar. Como en todo buen proyecto, el punto de arranque es una buena planificación estratégica. Aquí os contamos resumidamente los pilares que debe tener:

1º. Empieza por definir los objetivos empresariales sobre los que se asienta la estrategia de marketing de contenidos. Algunos ejemplos:SpazioDisponible

  • Obtención de leads, o potenciales clientes o usuarios que te den permiso para que les informes de productos, servicios o promociones: esto incluye, por ejemplo, potenciales clientes que te proporcionan datos para enviarles demos, que se registran para asistir a un evento o que se suscriben a tu boletín. Una vez que has obtenido su permiso, puedes seguir suministrándoles contenidos útiles para motivarles a convertirse en nuevos clientes.
  • Fidelización: reforzar los vínculos emocionales de tu clientela y su identificación con la marca y sus valores, para que sigan confiando en ti y se conviertan en embajadores de la marca, por ejemplo, en las redes sociales. En este caso, debes seguir suministrándole información más o menos personalizada, pero que tenga valor añadido para él o ella. Y permitir que la comunicación sea bidireccional.

Estos objetivos deberán tener cierto impacto en tu empresa o entidad en términos de aumento de los ingresos, reducción de los gastos o en tener clientes más satisfechos. Y de clientes va el siguiente pilar de la estrategia.

2º. Construye tu audiencia: lo primero en lo que necesitamos pensar en esta fase de nuestra planificación es en cómo es nuestra audiencia. Ojo: lo más probable es que no esté formada solo por vuestra clientela potencial o real; casi seguro necesitaréis incluir a personas influyentes en el sector (periodistas, blogueros, líderes de opinión) que puedan actuar como prescriptores de vuestro producto o servicio, y también, probablemente, incluiréis a vuestros trabajadores, proveedores y otros grupos de interés de la empresa. Por tanto, tienes que hacerte la siguiente pregunta y tener muy claras y muy definidas las respuestas: ¿quiénes son? ¿cuáles son sus necesidades? ¿qué es lo que más les gusta o lo que más les importa? Este último punto es importante, porque lo más probable es que no le interesen tus productos, sino información relacionada con ellos que le sea de utilidad. Por ejemplo, si produces queso de cabra tu audiencia no tendrá mayor interés en conocer con detalle cómo es tu queso de cabra, pero sí le interesará conocer recetas originales y fáciles en las que usarlo.

Define la misión de tu estrategia de marketing de contenidos. Debe contener:

  • La descripción del target en el que vas a centrarte
  • Qué vas a ofrecerle a esa audiencia: siguiendo con el ejemplo del queso de cabra probablemente le ofrecerás recetas, consejos para su conservación, propiedades beneficiosas para la salud, maridaje con vinos…
  • Los beneficios que la audiencia va a obtener: en nuestro ejemplo, la posibilidad de tomar decisiones más informadas y saludables a la hora de hacer la compra.

Esta misión te va a acompañar en cada momento de la estrategia y será muy útil volver a ella cada vez que, con el día a día, te despistes del camino fijado. Te ayudará a decidir qué contenidos producir y qué contenidos no producir, te facilitará que todas las personas implicadas en la producción de contenidos se mantengan dentro de la estrategia, y además te servirá para comunicar con tu audiencia cuáles son tus sanas intenciones 😉

Si consigues definir bien todos estos aspectos, habrás establecido unas bases firmes sobre las que trabajar. ¿No te parece? Si quieres, comparte aquí cuáles han sido tus intentos, éxitos y fracasos. ¡Podemos generar un buen debate!